¿Cómo elegir los colores de tu casa?

Los factores a considerar al elegir un color para pintar o decorar tu casa destacan: la intensidad de luz natural que entra en la habitación, el tamaño, el tipo de iluminación y el tipo de habitación. Al observar con detalle estos aspectos será mucho más fácil acertar con los colores de tu hogar y darle paso a la renovación que hayas pensado con 2M-Arquitectos.

DIMENSIONES

Si la habitación es pequeña, lo mejor será elegir colores que no sean intensos. Es mejor seleccionar tonos fríos que cálidos. Si quieres ser atrevido y pintarlo de un color llamativo, lo más recomendable es hacerlo en paredes perpendiculares a aquellas que tengan ventanas, para que la luz natural se refleje en ellas.

LUZ NATURAL

Es importante cuánta luz entra a la habitación independientemente del tamaño de las ventanas. Si tienes sol durante muchas horas del día, podrás elegir colores más oscuros, pero si entra solo claridad y no destellos, lo mejor es seleccionar tonos neutros.

LUZ ARTIFICIAL

La luz que tengas dentro de la habitación es el factor clave. Un color cálido o frío lo puede ser aún más con una luz LED de las mismas características. Los focos halógenos aportan una luz blanca que realza los tonos.

EL TIPO DE HABITACIÓN

No es lo mismo pintar un estudio que una habitación o una cocina. No hay reglas para cada espacio, pero sí es importante tener en cuenta su naturaleza. 

En un baño los colores deberían dar una sensación de calma y limpieza; en una sala podría ir un tono más llamativo en una pared para realzar unos muebles o elementos decorativos; y en un estudio es mejor utilizar un color estimulante como verde o mostaza.

ESTILO PERSONAL

También hay que tener en cuenta nuestros gustos sobre los colores. Por ejemplo, si te gustan los espacios no recargados, puede que te gusten más los colores fríos y claros con un estilo minimalista. Si tienes una inclinación más vintage, entonces los colores más intensos como rosas, verdes o naranjas.

EL MOBILIARIO

Los muebles que elijas para tu casa tienen que ir de la mano y armonizarse con los colores. Por ejemplo, si quieres que un cuadro destaque, puedes poner un color de pared llamativo. Por el contrario, si es un espacio amplio con pocos muebles y quieres que siga permaneciendo esa atmósfera de limpieza, los tonos tenues serán una buena opción. 

EL TECHO

Lo más común es pintar los techos de colores neutros o blancos, pero si se agrega un color, puede dar una mayor personalidad a la habitación. Si eliges el mismo color para la pared y el techo, conseguirás que las dimensiones del espacio queden indefinidas y también parecerá más grande, si el tono no es muy intenso.

Nosotros no solo te asesoramos de interiorismo, sino también sobre la toma de las mejores decisiones sobre cromatismo. 

Para comprobarlo, ¡ échale un vistazo a nuestros proyectos !

 

Tu Comentario

Abrir chat