Cómo iluminar un baño de forma minimalista y original

Aunque los baños pequeños parecen más sencillos de iluminar y decorar, lo cierto es que, al contar con menos espacio disponible, requieren de más atención; cualquier error podría ocasionar que tengamos un baño oscuro y mal distribuido. A continuación te contamos cómo iluminar un baño de pequeñas dimensiones:

No obstruyas la luz natural

Si cuentas con alguna ventana en tu baño, debes evitar obstruirla con objetos; lo ideal sería que la dejes completamente despejada. Esto te servirá como apoyo de la luz artificial durante el día.

Evita llenar el baño de objetos innecesarios

Cuando se tiene un baño pequeño, resulta prudente optar por una actitud minimalista (es decir, menos es más). Lo más recomendable es que evites colocar objetos innecesarios en el baño (sobre todo si son de carácter decorativo). 

Esto no solo te permitirá aprovechar mejor el espacio disponible, sino que también te ayudará a tener más áreas donde situar la iluminación artificial. Por ejemplo, si evitas colocar adornos colgantes, tendrás más espacio para instalar una lámpara en la pared en caso de que la necesites.

Consejos para mejorar la iluminación 

1. Prefiere las puertas transparentes para la ducha

Si te has preguntado cómo iluminar un baño pequeño de forma adecuada, es probable que hayas dejado de lado la importancia que tienen las puertas transparentes para las duchas. Muchos ignoran este elemento, pero sin duda es un aspecto clave: las puertas traslúcidas ayudan a que la luz permee la habitación y se expanda por toda el área. 

2. Utiliza dos focos de iluminación: uno principal y otro secundario 

La iluminación de los baños (ya sean grandes o pequeños) requiere de dos focos: el foco principal se encarga de iluminar todo el baño, mientras que el secundario tiene como objetivo respaldar al principal. Este se suele colocar en los espejos y lavabos, pues se trata de áreas transitadas y muy usadas que requieren un poco más de luz.

3. Ilumina los espejos

En relación con el punto anterior, cuando se tienen baños pequeños resulta absolutamente necesario iluminar los espejos. De esta forma, la habitación adquiere un aspecto más moderno y refrescante; además, una buena luz en el espejo ayuda a que el baño se vea más espacioso.

4. Ayúdate con focos empotrados

Los focos empotrados son una tendencia que nunca pasa de moda: son opciones económicas y discretas que te permitirán iluminar tu baño de acuerdo a tus necesidades.

5. Si cuentas con luz natural, aprovéchala

No todos tienen la suerte de tener una ventana en el baño; si este es tu caso, aprovéchala al máximo. De todas formas, no descuides el uso de luz artificial, pues la necesitarás durante la noche.

En 2M-Arquitectos te aconsejamos para que cada habitación de tu hogar se vea resplandeciente. ¡Contáctanos!

 

Tu Comentario

Abrir chat