Cómo aprovechar un espacio abuhardillado

Cómo aprovechar un espacio abuhardillado

¿Tienes la suerte de contar en tu casa con una buhardilla? O por e contrario, ¿quieres que tu futura casa disponga de este espacio? Atento, porque en este Blog te damos todas las claves sobre cómo aprovechar un espacio abuhardillado.  

¡No te lo pierdas! 

 

Un espacio mágico 

La buhardilla permite utilizar el espacio que hay entre el último piso y el tejado de una casa. A pesar de que no todas las buhardillas son iguales ni tienen el mismo alto, esta estancia puede aprovecharse mucho más allá de guardar trastos viejos.  

Solo con unas cuantas ideas, se puede convertir en una habitación más de la casa. ¡Es un rincón muy especial! Descubre cómo aprovechar un espacio abuhardillado.

Descubre cómo aprovechar un espacio abuhardillado
Te explicamos cómo aprovechar un espacio abuhardillado.

¿Cómo aprovechar un espacio abuhardillado? Te damos algunos trucos 

Una buhardilla es un tesoro. Es el lugar perfecto para aislarse y relajarse y añade un gran valor a tu casa. Te explicamos cómo aprovecharla al máximo. 

1. Comprueba los elementos básicos 

Antes de amueblar la buhardilla, debes preparar el espacio para sacarle el mayor partido. Es importante hacerla confortable. De esta manera, hay que tener en cuenta si el espacio está perfectamente aislado, si tiene luz natural o no, y si cuenta con un buen acceso. 

Si no es el caso, será necesario instalar paneles aislantes, poner alguna ventana o claraboya o construir una escalera. Además, debes revisar si hay enchufes o si hay canalizaciones para el agua (si es necesario).  

2. Píntala con colores claros 

Recuerda que los colores oscuros hacen que las habitaciones parezcan más pequeñas, de modo que son menos recomendables aún para las buhardillas que son espacios más reducidos. 

El color blanco siempre es la mejor elección, pero también puedes optar por otros tonos claros que hagan de la buhardilla una habitación con mucho encanto. 

3. Adapta los muebles al espacio 

Las buhardillas suelen tener una zona en la que el techo es más bajo, de forma que es una circunstancia que debes tener en cuenta en el momento de organizar los muebles. Así, tienes que ajustar la cama, los armarios, el sofá o los sillones. 

Un truco: elige los muebles a medida para que encajen a la perfección en los huecos que estén disponibles. Por ejemplo, si no cabe una estantería en concreto, habrá que diseñar una con las medidas exactas.  

Mira cómo aprovechar un espacio abuhardillado
Revisa algunos elementos básicos como si hay o no luz natural.

¿En qué se puede convertir una buhardilla? 

Si se acondiciona bien este espacio, se puede convertir en una habitación muy práctica:  

  • En un dormitorio, para algún miembro de la familia o como habitación de invitados. 
  • Un despacho para trabajar o estudiar. 
  • Cuarto de juegos en el que los niños tendrán mucho espacio para jugar sin ocupar otros espacios de la casa. 
  • La sala de lectura, donde podrás almacenar todos los libros que no caben en otros rincones. 
  • En un vestidor, donde podrás colocar armarios en las zonas altas o un zapatero en la parte más baja.

¿Quieres más trucos sobre cómo aprovechar un espacio abuhardillado? ¡Contáctanos sin compromiso!  

En 2M Arquitectos te ayudaremos a diseñar tu buhardilla ideal. 

 

Tu Comentario

Abrir chat