Una casa de madera en medio de Madrid Río
Una casa de madera ha aparecido en Madrid Río. Un cubo, formado por varios bloques, abierto al público a partir de este sábado 1 de febrero, decora el paseo de los transeúntes por el río y reivindica la vuelta a la madera en el mundo de construcción. “No hay que inventar nada nuevo para obtener un material sostenible, son los árboles”, ha apuntado David Venables, de la American Hardwood Export Council y responsable del proyecto junto al estudio Waugh Thistleton Architects y a la consultora de ingeniería ARUP. El pabellón, denominado ‘Multiply’, “es un experimento”, continúa Venables, que demuestra “cómo puede utilizarse esta madera [denominada tuliwood, procedente de bosques de Estados Unidos] en otras construcciones”.

La instalación, en la explanada del Puente del Rey, se enmarca en la tercera edición del Madrid Design Festival de 2020, que este año apuesta por el diseño sostenible. La construcción está formada por doce módulos comunicados por escaleras y puentes, y está abierto al exterior. Da lugar a un laberinto de espacios entrelazados y plantea una vivienda que se pueda montar y desmontar. ‘Multiply’ persigue llamar la atención de arquitectos y ciudadanos sobre el nuevo desafío de la arquitectura mundial: encontrar una forma barata de construir viviendas con el menor impacto posible en el medio ambiente para responder al crecimiento de las ciudades.

La construcción, que formará parte del paisaje Madrid Río hasta el 15 de febrero, se ha ido adaptando a las ciudades por los que ha pasado. En Madrid, por primera en un espacio abierto al público y en medio de la ciudad, se ha pretendido una configuración de bloque sólido, que sorprenda a los madrileños en la entrada de Casa de Campo, tal y como explica el arquitecto Andrew Waugh, del estudio Waugh Thistleton Architects, encargado del proyecto: “Aquí queríamos que diera la sensación de objeto único, al que los ciudadanos se pueden subir para ver el Palacio Real, y vean que el diseño y la arquitectura pueden ser parte de la solución de los problemas a los que nos enfrentamos”. En Milán se asentó en un patio del siglo siglo XVI y los bloques se colocaron en forma de pirámide y en Londres ocupó la entrada de una galería de arte moderna y tomó una forma más abstracta y desordenada. “Ha sido divertido adaptarlo a los distintos espacios”, valora Waugh.

La visión de esta instalación se activa cuando cae la tarde gracias a las luces LED que se encienden de 18.00 de la tarde a 22.00. “Funciona como faro, como elemento de guía en la ciudad”, asegura Luke Fox, del estudio Seam Design de Londres, encargado del alumbrado.

La edición del Madrid Design Festival, hasta el 15 de febrero, gira en torno al diseño como herramienta contra el cambio climático. “¿Puede el diseño ayudar al mundo?”, reza el vídeo de presentación. La programación incluye una instalación musical en el jardín vertical de Caixa Forum (Paseo del Prado, 36), además de charlas, coloquios y cinco exposiciones, entre las que destacan “Funciono”, con diseños históricos, y una muestra de la diseñadora Patricio Urquiola, ambas en el Centro Cultural de la Villa Fernán Gómez (Plaza de Colón, 4).

Abrir chat